Perfil de usuario/a

Cuomo Esperanza

Resumen biográfico

Escoge bocadillos sin grasa extra como bacon o queso, añade mostaza para añadir sabor y ahorrar calorías y grasas. Toma las palomitas sin mantequilla y ahorra más de doscientos calorías. Cambia los refrescos por agua. Todos estos pequeños cambios pueden facilitarnos el camino hacia un estilo de vida más saludable. En la cocina, podemos emplear ciertos ingredientes alternativos para seguir una dieta más equilibrada. Usar el yogur como base para las salsas, la leche evaporada desnatada en lugar de la nata o las claras de huevo en lugar de las yemas. Son algunos pequeños trucos que nos asisten a reducir la cantidad de grasas y calorías que ingerimos. Incorpora una extensa diversidad de verduras de diferentes colores para darle brillo a tu plato. La mayor parte de las verduras son una fuente de nutrientes bajos en calorías y una buena fuente de fibra. El ejercicio es tan importante como la ingesta de alimentos para lograr tener un estilo de vida saludable. Esquiva los productos artificiales. Procura evitar el consumo de grasas hidrogenadas y los colorantes, edulcorantes y conservantes artificiales, ya que pueden afectar de forma negativa a tu cuerpo. Intenta comer solo comidas caseras, evita todo lo que esté precocinado. Absolutamente nadie cuidará más los ingredientes de tu comida que tú mismo. Realizar las compras más de manera frecuente te dejará tener siempre a mano los productos más frescos, lo que es útil si en tu cocina tienes un espacio de almacenamiento limitado o bien si tu nevera/congelador son muy pequeños. Pero esto únicamente es posible para quienes vivan cerca de una tienda de comestibles y tengan tiempo para poder comprar con más frecuencia. En cualquier caso, lo más esencial es planear las comidas con anticipación.

dietas faciles